Sufrimiento sin sentido

Lun 08 octubre, 2012

La inutilidad del sufrimiento.

 

El título de esta entrada se la debo al libro de Mª Jesús Alava, en el que trata el tema de la depresión desde una perspectiva preponderantemente cognitivista. El título me parece brillante, y a menudo me viene a la mente cuando recibo a consultantes que sufren indeciblemente ante una situación vital o estresante, cuando desde el otro lado de la mesa se ven otras vías menos penosas o más fáciles, pero aparentemente imposibles para la persona que allí está sumida en su dolor.

 

De nuevo, me vino este título a la mente, durante las vacaciones visitando La Opera de Viena. El edificio neorrenacentista  se construyó entre 1861 y 1869, sobre un proyecto de los arquitectos vieneses Eduard van der Nüll y August Sicard von Sicardsburg. Es imponente y robusto, cuadrado, no muy esbelto, no muy alto, sobrecargado en sus fachadas, pero hermoso y hoy día orgullo de vieneses en particular y austriacos en general.

 

Edificio de la Ópera de de Viena

 

 

El por qué de que acudiera a mi mente el título del mencionado libro, se debe a que el guía que nos mostraba su arquitectura, nos comentó que ninguno de los dos arquitectos que diseñaron el hoy tan famoso edificio, vieron su terminación. Parece ser que su estilo fue duramente criticado durante su ejecución. No debió adecuarse a los gustos de la época,  y ambos arquitectos fallecieron antes de ver terminado el edificio (van der Nüll se suicidó y su compañero Sicardsburg murió poco después de un ataque al corazón).

 

Qué triste y qué inútil su sufrimiento, pienso, si es que entendemos hoy (y así nos lo hicieron entender) que la causa de tan prematura muerte se halla en el sufrimiento que en ambos produjeron las críticas a su obra. Hoy es un edificio cuidado, querido y admirado, donde todos, o muchos, querríamos estar en algún momento escuchando una hermosa música que nos recuerde que creer en nosotros mismos nos puede acarrear sufrimiento sin duda, pero este será un sufrimiento CON SENTIDO, es decir, tiene sentido apostar y trabajar por aquello en lo que creemos a pesar de los sinsabores que nos depare. Lo que a mi juicio es triste e inútil, es el sufrimiento padecido por todo aquello que compete a los demás, ya sean gustos, opiniones o hechos, en los que nosotros no tenemos ni arte ni parte, pero que asumimos, aglutinamos en nuestra vida y solo nos depara un sufrimiento SIN SENTIDO como el que hoy se entiende de los dos protagonistas de esta historia.

 

Angela Sánchez Pendón

 

 

Información de Contacto

Dirección
Avda. del Llano 35, 1ºK
33209 Gijón

Teléfono: 984 20 63 72
Móvil: 699 701 814

E-mail: angela@psico-consulting.es

Facebook
AngelaSanchezPendonPsicoconsulting
Twitter
@psicangela